mal día surfeando

🤙🏽 a todas! Soy Carolina y estaré compartiendo con ustedes en el blog de Sirenas del surf, empezando con este post donde hablo de que no todos los días son color de rosa, y que un mal día surfeando las olas del mar o de la vida, podemos tenerlo todas.

Pese a que aún me cuesta pararme en la tabla, disfruto mucho el surfear. Nada se compara a la velocidad que tomas en la tabla cuando la ola rompe, la tranquilidad mientras esperas una ola y la sensación de caminar descalza en la arena. 

clase de surf

Pero están esos días donde tal vez tuviste un bajón la noche anterior con una mala noticia o no estás en condición física optima. Tal vez los pensamientos no paran en tu cabeza.

Estás en el agua y la cabeza no para de darte vueltas, un surfista con más experiencia te queda mirando mal. Y en ese momento caes en cuenta que lo imposible pasó: el agua no actúa como antídoto inmediato a tu mal humor y no logras desconectar del ajetreo del día a día.

Obviamente, la intención con la que vamos a la práctica del surf, dicta cómo será, independientemente del clima. A veces, la frustración de no poder mejorar la técnica, no poder pararnos en la tabla o simplemente un mal día nos afecta.

tu primer mal día surfeando

Algo que te puedo decir en mi corto tiempo surfeando, es que no importa si vas enojada, una sesión de surf te dejará de mejor humor, aun si el cambio es menor al que usualmente experimentas.

¿Qué hacer en un mal día surfeando?

  • Enfócate en el mar: más allá de hacerlo para mejorar tu estado de ánimo, necesitas estar PRESENTE en el mar, es crucial para evitar accidentes. Enfócate en el color del agua, como se siente cada ola. Si no te sientes bien, mejor sal a un área más tranquila o quédate en la orilla y observa.
  • Permite a tus pensamientos pasar: como la espuma del mar o las nubes… Déjalos que pasen, no les prestes mucha atención.
  • Si es necesario, sal del mar: sentarte a la orilla y fijarte en las olas es un buen ejercicio para conocer más el mar.
  • Inhala y concéntrate en una intención en este día: puede ser “estoy en el momento y lugar adecuados.”

Un mal día surfeando o no, lo tenemos todas, pero la maravilla del mar es que nos brinda la oportunidad de mejorarlo y estos días, surfear suele ser la excepción y no la regla.

Gracias por estar aquí, si quieres comparte en los comentarios alguna experiencia similar o simplemente lo que piensas sobre esos malos días.

¡Feliz surfing!

Carolina.

You might also enjoy:

1 Comment

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×